Ingrid Díaz Ruiz (43 años)

“Llegué a Nutrimos y Servimos un mes después de haber perdido todo en el derrumbe de casas del Barrio San Francisco en el 2012. Por la gracias de Dios, fui reubicada a una casa en obra negra ubicada en el barrio El Bicentenario junto a mis 4 hijos Weimar, Marianela, Tatiana y Jorleidys. Gracias a mi trabajo, hace 1 año en Nutrimos y Servimos he podido recuperarme de la tragedia de perder mi casa; he logrado pintar, arreglar y decorar mi nuevo hogar, poniéndole todo el empeño y las ganas a mi trabajo diariamente. Yo no sólo le agradezco a Dios, sino a esta gran empresa y a su talento humano que me dieron la oportunidad de empezar nuevamente y brindarle un futuro prometedor a mis hijos”.

(320) 565 2760, 667 67 18 y 662 14 44 · servicioalcliente@nutrimosyservimos.com